Tecnología, valores y creatividad

17:20 Eduard Muntaner Perich 0 Comments

 

A menudo leo (o escucho) con tristeza, que desde eso que llamamos "el mundo de la cultura", algunos sectores tildan a la tecnología de fría, alienante, o incluso de deshumanizadora. Vaya tontería. Para empezar la tecnología es también cultura (continuamos con esa manía de separar las artes y las humanidades de la ciencia y la tecnología), y sin lugar a dudas es una parte importante de aquello que nos define como seres humanos. Los grupos antitecnológicos harían bien de consultar la etimología de tecnología (tekne y logos). El día en que un chimpancé puso una ramita en un termitero para sacar (y comerse) a sus desdichadas habitantes, empezó un viaje tecnológico apasionante, en el que aún estamos embarcados.

0 comentaris:

Abrir ventanas al mundo

20:23 Eduard Muntaner Perich 0 Comments

 
Hoy estaba releyendo el documento Global Citizenship Education. Preparing learners for the challenges of the 21st century (UNESCO 2014), y he encontrado un comentario de Torvarld Jacobsson (YMP Director) durante el UNESCO Forum on Global Citizenship Education: "Queremos usar la tecnología para abrir en las clases una ventana hacia el mundo".
 
Inmediatamente me ha hecho pensar en la fantástica ilustración de Eneko que encabeza esta entrada.
 
Una buena metáfora para la Educación Glocal.

0 comentaris:

Parikrma. Un viaje de transformación

21:01 Eduard Muntaner Perich 0 Comments

 

Escribo ya desde Girona, después de cinco intensas semanas en la India. Me han quedado muchas cosas por contar. 

Empiezo por Parikrma, que es la fundación que participa con sus escuelas dentro del proyecto Inventors4Change que impulsamos desde la Universidad de Girona. Aunque me he centrado sobretodo en trabajar en dos de sus escuelas (Jayanagar y Nandini Layout), nuestro equipo ha realizado actividades con niños de sus cuatro escuelas y del junior college.


Educar a los niños de los slums de Bangalore es un reto gigantesco. Parikrma se enfrenta a ello mediante un modelo centrado en dar una educación de máxima calidad académica, pero también una educación holística que forme a ciudadanos del mundo. Sus programas de arte, deportes, ciencia y mentorías son ventanas abiertas a través de las cuales sus estudiantes se comunican con el mundo. Por ejemplo, su Parikrma Festival of Science es ya un referente en la ciudad, y ha conseguido que niños de los slums, niños de escuelas del gobierno, y niños de escuelas internacionales de prestigio, trabajen codo con codo durante unos días, en un evento que fomenta el descubrimiento colaborativo en lugar de competitivo.


En sánscrito, la palabra Parikrma significa círculo. En Parikrma, a ese círculo lo llaman un viaje de transformación, o "El Círculo de la Vida". Sus escuelas apoyan a cada uno de sus niños en su viaje desde los 5 años de edad hasta que son miembros activos de la sociedad.

 
Durante estas últimas cinco semanas, he realizado talleres y formaciones de Scratch en sus escuelas de Jayanagar y Nandini Layout, con el objetivo de que alumnos y maestros estén preparados para el trabajo colaborativo online que en breve empezarán con sus contrapartes en Cataluña. También hemos realizado videoconferencias y presentaciones, y con una selección de estudiantes de todas sus cuatro escuelas y el junior college, hemos desarrollado un espectacular taller de robótica submarina en la piscina del NGV Club de Koramangala. 

Trabajar en Parikrma es una experiencia de aprendizaje constante. Cada año vuelvo con ideas que después aplico en otros contextos. Sin duda, Inventors4Change no sería lo mismo sin Parikrma.




0 comentaris:

Un puente entre Girona y Bangalore

18:03 Eduard Muntaner Perich 1 Comments


Estos días se habla mucho de muros y de puentes. En Inventors4Change nos gustan más los puentes, y hoy hemos construido uno entre Girona y Bangalore. Esta mañana las escuelas Carme Auguet de Girona y Parikrma Jayanagar de Bangalore se han conectado por videoconferencia.

Durante más de una hora, los alumnos de ambos países que participan en el proyecto han intercambiado preguntas, curiosidades, han aprendido lenguas e incluso han cantado y bailado (cuando tenga mejor conexión subiré los vídeos a Internet).

Este intercambio cultural se da en el marco del proyecto Inventors4Change, donde este año los niños investigan el tema del Acceso a la Educación. Primero los equipos se presentaron mediante vídeos en su blog colaborativo, después reflexionaron de distintas maneras sobre el tema del acceso a la educación y publicaron opiniones y resultados, ahora estos días se conocen por videoconferencia, y dentro de unos días crearemos equipos virtuales mixtos (con niños de ambos países) y durante unas semanas construirán mediante Scratch una historia digital relacionada con el tema del acceso a la educación, siguiendo una metodología de trabajo colaborativo.

Del trabajo hecho hasta ahora, quiero destacar la investigación que han hecho los alumnos de primaria de la escuela Carme Auguet. Realizaron una encuesta en su comunidad para saber más sobre el acceso a la educación de sus familiares, después analizaron los resultados y publicaron un resumen en inglés en el blog. Aún teniendo en cuenta que esta escuela es un centro de alta complejidad, y que la mayoría de los alumnos son hijos de familias inmigradas, los resultados de la encuesta son impactantes. Ayer los estuvimos leyendo y comentando en la escuela Parikrma Jayanagar (donde todos los alumnos pertenecen a familias bajo el umbral de la pobreza de Bangalore), y provocaron muchas reacciones de sorpresa. Esa realidad catalana concreta, en temas de nivel educativo de las familias, no es tan diferente de la que se puede encontrar en los slums de Bangalore. 

1 comentaris:

Shanti Bhavan. Sentimiento de comunidad

17:40 Eduard Muntaner Perich 0 Comments


Una semana en Shanti Bhavan sabe a poco, pero es suficiente para re-conectar con esa escuela que en 2005 me llevó por primera vez a la India. Un viaje que cambió mi vida.

Desde entonces la he visitado nueves veces. Algunas de ellas, visitas cortas, otras en cambio, de unos cuantos meses. En el blog personal que escribo en catalán desde hace más de una década, podéis encontrar muchas entradas que mencionan la escuela.

Las cuatro primeras promociones de Shanti Bhavan no sólo se han graduado en la escuela sino que también han acabado la universidad, y ya están trabajando (la mayoría en Bangalore).

El pasado domingo asistí a una reunión en Bangalore de la asociación Shanti Bhavan Alumni, creada hace pocos meses por los ex-alumnos. Fue alucinante ver a los chavales a los que en 2005 di clase cuando estaban en 5º, 6º, 7º y 8º, ahora discutiendo como adultos sobre cosas tan importantes como por ejemplo qué porcentaje de sus salarios pueden aportar cada mes para continuar ayudando a la escuela que los sacó de la pobreza extrema, y les proporcionó una educación de calidad durante 17 años! (14 en Shanti Bhavan y 3 en la universidad). Ahora, cómo profesionales de instituciones como Deutsche Bank, Ernst & Young, o Infosys, piensan en el futuro de la escuela, en las próximas generaciones, e incluso en las nuevas escuelas que en el futuro vendrán.

Si hay algo que me gusta de Shanti Bhavan es precisamente el sentimiento de comunidad, de pertenecer a una familia. Una comunidad de la que también me siento parte. Sin duda, puedo ser crítico con otros aspectos, como su enfoque exagerado hacia carreras de negocios (a veces a costa de vocaciones), pero el sentimiento de comunidad que he vivido en Shanti Bhavan no lo he experimentado en ninguna otra escuela.  

Una comunidad que es sin lugar a dudas glocal. Las conexiones local-global son diarias, ya sea a través de los voluntarios, intercambios, sus asambleas matinales donde los niños preparan las noticias internacionales del día, y un largo etcétera.

Hoy he participado en la asamblea de la escuela, mostrando los proyectos que hemos hecho con los niños los últimos días (sobretodo robótica creativa), y llevaba puesta una camiseta con el lema "Refugees Welcome!". Cuando he acabado se me ha acercado uno de los muchachos mayores y me ha preguntado por ella. La conversación que hemos tenido sobre la crisis de los refugiados ha sido increíble. La cantidad de datos que conocía y su preocupación por el tema me han conmovido. Ojalá en mi país la gente estuviera tan informada y concienciada.

0 comentaris:

¿Educación maker o educación changemaker? (2)

17:00 Eduard Muntaner Perich 0 Comments

 

Continúo mis reflexiones iniciadas en el artículo anterior. Mientras conducía un taller para niños en uno de los makerspaces de Project DEFY, pensaba en cómo puede pasarse de una educación maker a una educación changemaker: ¿cómo podemos ayudar a que los niños empaticen con los problemas de los demás y aporten soluciones innovadoras? O, ¿cómo hacemos que sepan que tienen capacidad para producir cambios positivos en su entorno? Es obvio que el mundo actual presenta retos enormes y necesita personas con capacidad de afrontarlos. 

Existen experiencias como las de Ashoka, que reconoce a algunas escuelas con el sello Changemaker School si cumplen una serie de requisitos: educar a sus alumnos en habilidades como la empatía, el trabajo en equipo, la creatividad, el liderazgo y la resolución de los problemas. 

Pienso en los niños que tengo delante. En el makerspace realmente aprenden, comparten conocimientos, experimentan y descubren sus propios intereses —lo cual es genial—, y lo hacen de una forma mucho más natural que en las escuelas, pero ¿y la conciencia de su entorno, tanto local como global? ¿Y la preocupación por el bien común?

Sigo con mi taller. Sé que estoy ayudando a desarrollar la creatividad o las habilidades de trabajo en equipo de esos niños, pero por la puerta de entrada del centro, que siempre está abierta, veo duras escenas de pobreza —como las que se pueden ver en cualquier pueblo de los alrededores de Bangalore. 

Pensando en este contexto concreto, lo primero que se me ocurre es que sería fantástico ligar la filosofía maker que se vive dentro de esas paredes con metodologías como el aprendizaje-servicio, generando proyectos creativos para solucionar problemas de la comunidad. 

La creatividad, la resolución de problemas y el trabajo en equipo están muy bien, pero sin empatía ni valores, no se puede hablar realmente de agentes del cambio. El Project DEFY prefiere no hablar de maestros, ni tan sólo de facilitadores o guías, sino de participantes, el mismo término que usan para los niños y jóvenes. Pero esos participantes mayores, encargados del funcionamiento del centro, son precisamente la joya de ese proyecto. Son verdaderos mentores, que transmiten la empatía y los valores que antes mencionaba.

0 comentaris:

¿Educación Maker o Educación Changemaker? (1)

17:17 Eduard Muntaner Perich 0 Comments


Sigo en Bangalore, donde durante dos días he podido conocer un makerspace para niños y jóvenes que es parte una iniciativa llamada Project DEFY

A raíz de los talleres que realicé con los niños en ese espacio, quiero compartir algunas ideas y reflexiones sobre educación maker y educación changemaker. Lo haré a través de dos artículos. En este primero uso algunas ideas ya publicadas previamente en Cuadernos de Pedagogía

Desde tiempos remotos el ser humano ha tenido la necesidad o el deseo de hacer y de aprender haciendo cosas: construir herramientas, cocinar, hacer su propia ropa, levantar viviendas, etc. Y es fácil observar que cuando somos niños tenemos un deseo innato de hacer cosas: crear castillos, dibujar, construir cabañas, etc. 

El Movimiento Maker es una cultura contemporánea que se basa precisamente en ese deseo innato de las personas. Es un movimiento que tradicionalmente se ha inspirado en la cultura del DIY (Do It Yourself: hazlo tú mismo) o más recientemente en el DIWO (Do It With Others: hazlo con otros), pero que añade a éstas el poder y la revolución que conllevan las tecnologías digitales e Internet. A través de la innovación y el conocimiento, abiertos y colaborativos, hoy en día los individuos contamos con entornos y herramientas que nos dan posibilidades reales de crear proyectos y productos impensables hace tan sólo unos años. La programación de ordenadores, la robótica o la impresión 3D son ejemplos de tecnologías de aprendizaje creativo que ahora están al alcance de la mayoría de las personas. 

La cultura maker empodera a las personas mediante conocimientos y herramientas, pero además promueve la creación en espacios compartidos (co-creación, co-working), donde la gente se reúne (física o virtualmente) para crear, aprender, compartir, jugar, participar, enseñar, etc. El movimiento maker promueve el aprendizaje informal, cooperativo y en red, y propone la exploración de intersecciones entre disciplinas tradicionalmente separadas (como por ejemplo la robótica y las bellas artes). En este sentido, cuando alguien critica la cultura maker por ser tecno-céntrica, comete un gran error, ya que precisamente es una cultura donde podemos ver como se integran las artes, las ciencias y la tecnología. 

Lo que distingue a los makers actuales de los inventores o artesanos que han existido siempre, es el poder que ahora les ofrecen las nuevas tecnologías digitales y la Sociedad del Conocimiento. Casi no hay límites, y hoy en día un grupo de makers puede lanzar una sonda al espacio, crear una impresionante escultura para su ciudad, o desarrollar una nueva aplicación móvil que millones de personas se descarguen. 

Recientemente este Movimiento Maker está entrando con fuerza en la educación. Es lo que algunos han llamado Educación Maker o Making Educativo. De hecho la filosofía maker entronca perfectamente con las pedagogías del aprendizaje activo y con metodologías de aprendizaje basado en proyectos. En la actualidad muchas escuelas e institutos están explorando maneras que permitan a los niños tomar las riendas de su propio aprendizaje mientras hacen/construyen/crean/inventan dentro de talleres, makerspaces, hackspaces, etc.

Pero el Project DEFY que me ha inspirado este artículo huye de la educación formal, y no persigue integrar la educación maker en la escuela, sino promover una educación auto-diseñada por las comunidades, que huya del modelo “factoría” del aprendizaje, y que sea accesible y equitativa. 

Para ello proponen la creación de unos centros que ellos llaman Nooks, una especie de makerspaces gestionados por la comunidad, sin profesores ni exámenes, donde las personas comparten conocimientos, se expresan, experimentan y encuentran sus intereses. Toda su filosofía se basa en que el aprendizaje se da de forma natural, y en que la información está disponible libremente. Sería un poco como mezclar la manera de entender el aprendizaje de Sugata Mitra y la de Paulo Freire.

0 comentaris:

Escuela y sensibilidad estética

5:19 Eduard Muntaner Perich 0 Comments


Para algunas escuelas, la estética y la belleza del propio centro y del entorno no son aspectos superficiales sino del todo fundamentales. Sólo entrar en la escuela ha de ser ya un acto educativo, dice Francesco Tonucci.

0 comentaris:

The Valley School

14:12 Eduard Muntaner Perich 0 Comments


Bangalore es una ciudad de más de ocho millones de habitantes. Hay literalmente miles de escuelas, y las hay de todos los tipos. En el proyecto que me ha llevado a la India (Inventors4change), colaboramos con cuatro escuelas de la Parikrma Foundation, centradas en dar una educación de calidad a niños de los slums de la ciudad. Pero además de trabajar con estos centros, durante los últimos años he intentado visitar otras escuelas, para conocer más proyectos, experiencias y enfoques pedagógicos. Las llamo visitas, pero en realidad son jornadas de trabajo activo, porque siempre realizo talleres y actividades con los niños y maestros.

0 comentaris:

Volver a la India

21:08 Eduard Muntaner Perich 0 Comments


Y con este serán nueve. Mi noveno viaje a la India desde 2005. Queda ya lejos ese primer voluntariado de tres meses en una escuela rural de Tamil Nadu, donde marché como ingeniero y me descubrí como educador. Desde entonces, mi implicación con el sur de la India ha ido creciendo, convirtiéndose en parte de mi trayectoria profesional. Desde el 2009, los proyectos que desarrollo en varias escuelas indias ya no son voluntariados, sino trabajos como cooperante desde la Universitat de Girona.

En este blog, bajo la etiqueta Diario de un educador glocal, comentaré en primera persona mi trabajo de campo en escuelas indias, catalanas y europeas, sobretodo a través del proyecto Inventors4Change y ahora también, a través de su nuevo spin-off: el proyecto InventEUrs.

¿De qué hablaré en estas entradas? Pues de Educación para el Desarrollo, de Intercambios Virtuales, de Tecnologías para el Aprendizaje Creativo, de Educación Changemaker, de cómo promover la Ciudadanía Global, y sobre todo, de cómo es el día a día de un cooperante en proyectos educativos para colectivos vulnerables.

¿Te apuntas?

El próximo artículo dentro de pocos días, desde Bangalore!

0 comentaris:

Freire y Papert

17:17 Eduard Muntaner Perich 0 Comments


Freire y Papert. No se me ocurre mejor manera de empezar este blog.

Por un lado, Paulo Freire, con su pedagogía crítica y con sus ideas de renovación pedagógica, ha sido una inspiración continua para las personas que promueven la Educación para el Desarrollo, la Educación para la Ciudadanía Global, la Educación en Derechos Humanos, el Aprendizaje-Servicio, etc.

0 comentaris: